Con motivo del “aniversario” del inicio de la pandemia en el mundo, vamos a hacer un repaso de lo mucho que ha cambiado la hostelería y la restauración.

  • Auge de las terrazas: y es que nunca se había visto una cosa igual. Es enero, el termómetro marca 1 grado y las terrazas están llenas de gente. Da igual que haya calefactores o no, las terrazas han permanecido abiertas desde marzo del año pasado. Y eso es algo que no estamos muy acostumbrados a ver.
  • Reservas con más de una semana de antelación: si bien antes de la pandemia era “fácil” tomarse algo o incluso comer en una terraza o dentro de un restaurante sin necesidad de hacer reservas, ahora es complicado, por no decir imposible. Si no tienes reserva un sábado y quieres bajar a comer con tus amigos, me temo que solo vas a poder tomarte algo hasta la hora de la comida. Las mesas tienen dueño todos los fines de semana. O llamas con antelación u olvídate de comer fuera de casa.
  • Limitación de comensales en las mesas: me ha llamado mucho la atención durante este año, ver a familias “separadas” pero juntas comiendo en un restaurante. Si bien la limitación por mesas es de 4 personas en interiores, en ocasiones se ven familias que sabes que van juntas a comer pero están en mesas separadas. Y lo sabes porque se las ve hablando entre ellas de mesa a mesa.
  • Toques de queda: con la llegada de la nuevas restricciones impuestas por las sucesivas olas de contagio que hemos vivido (3 para ser más exactos), aparecieron los toque de queda. Primero a las 12, luego a las 10, ahora a las 11, dependiendo de cada comunidad autónoma. Otra cosa que nos ha dejado la pandemia es apurar las comidas, o mejor dicho, las cenas. Ver salir a la gente de los restaurantes un cuarto de hora antes de que cante la corneta es un hecho propio de «la era Covid” que se repite diariamente.
  • Recorte en las cartas: a lo largo de este año de pandemia hemos visto como los restaurantes (antes más que ahora) han reducido o modificado los platos de sus cartas. Esto se debe al objetivo de las empresas de reducir los gastos por la reducción de ingresos que han tenido durante todo este tiempo. De todas formas, paulatinamente han ido incorporando más platos conforme la situación lo ha ido permitiendo.

Esperemos que con la llegada de las vacunas y su administración en la población podamos ir volviendo a la «normalidad» y la hostelería pueda resurgir después de este año tan duro.

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

© Comercial Friolosan S.L. 2021 - Maquinaria de Hostelería. Todos los derechos reservados